Envíalo a un amigo

 

aspirinabayerB.png

El ácido acetilsalicílico

 

Dolor de cabeza, dolor de espalda, dolor muscular... son tipos de dolores que se presentan en nuestra vida cotidiana pero ¿qué es y cómo se produce el dolor? Para aliviarlo, Félix Hoffman sintetizó, en 1897, el ácido acetilsalicílico: un principio activo cuyas primeras y más conocidas indicaciones lo muestran como analgésico, antipirético y antiinflamatorio, eficaz y bien tolerado.


 

En 1835, el químico Berlinés, Karl Jacob Lowing, produjo una sustancia conocida como el ácido salicílico. Pero no fue hasta que el científico francés Charles Freder Gerhardt, produce una reacción entre el cloruro de acetilo y el salicilato sódico, obteniendo el principio activo de Aspirina Bayer: el ácido acetilsalicílico.

Años más tarde, en 1897 Felix Hoffmann perfeccionaría el medicamento haciendo de esta sustancia una forma pura y estable, en forma de una tableta redonda, a partir de lo cual Aspirina Bayer comenzaría a dar la vuelta al globo contribuyendo a aliviar los dolores  como el de cabeza y cuerpo y brindando el beneficio de poder salvar vidas. Siendo sus primeras y más conocidas indicaciones la de analgésico, anti-inflamatorio y antipirético.


Su eficacia terapéutica como analgésico fue descrita en 1899 por el farmacólogo alemán Heinrich Dreser.