¿CÓMO SE DESARROLLA EL DOLOR?

Cuando los receptores del dolor son estimulados, ellos envían señales al cerebro que producen lo que llamamos “dolor”. Mientras que es desagradable, el dolor es verdaderamente la forma que nuestro cuerpo nos deja saber que tenemos necesidad de poner atención.


El dolor resulta de una gran variedad de estímulos: físicos, químicos o térmicos. Cuando un tejido es suficientemente estimulado, este produce sustancias localmente denominadas prostaglandinas, que producen inflamación. Esto resulta en un aumento de la temperatura y una hinchazón del área afectada e incrementa la sensibilidad nerviosa. Al inhibir la producción de prostaglandinas y al tener propiedades antiinflamatorias y analgésicas, Aspirina es un analgésico altamente efectivo.

Arriba